13 mejores momentos de Wes Craven

Recordamos al maestro del terror con los momentos más escalofriantes de toda su filmografía.

Seguimos de luto ante la muerte de Wes Craven, pero nos queda el consuelo de que el director vivirá siempre en el recuerdo de sus aficionados. ¿O deberíamos decir las pesadillas? Después de todo, el realizador siempre se caracterizó por su dominio del terror con proyectos como The Hills Have Eyes, The Last House on the Left y La gente detrás de las paredes. Mención aparte para Pesadilla en la calle del infierno y Scream, cuyos respectivos villanos siguen generando pavor entre las audiencias.

En un modesto homenaje a Wes Craven, recordamos los 13 mejores momentos en su trayectoria:

13. El traje de Swamp Thing (Swamp Thing, 1982)

swamp-thing

Hace más de 30 años, Wes Craven decidió probar fortuna en el mundo del cómic con la adaptación de Swamp Thing, considerado uno de los personajes más peculiares de DC Comics. El proyecto tuvo momentos tan absurdos que terminó por volverse de culto, pero lo que realmente queremos destacar es el célebre atuendo portado por Dick Durock en su caracterización del pantanoso personaje. Estamos casi seguros que él si habría preferido el spandex amarillo…

12. El otro pasajero (Vuelo nocturno, 2005)

RedEye

¿Qué es lo peor que te puede pasar en un avión? Para muchos, las respuestas son asientos apretados, compañeros de fila incómodos o una mala programación en la televisión. En el caso de Lisa Reisert, se trata de un terrorista que amenaza con matar a su padre a menos que cumpla sus exigencias. Quizá no sea el filme más memorable de Wes Craven, pero definitivamente es uno de los thriller más interesantes de los últimos años.

11. El verdadero asesino (Scream, 1996)

Twist

¿Pensaban que el terror había terminado? Wes Craven nos demuestra que el género puede romper sus propias reglas con un giro verdaderamente inesperado que hizo de Scream una de las máximas joyas entre los amantes del slasher.

10. La visita al cine de Maureen (Scream 2, 1997)

Scream-2

 

Se dice que las audiencias disfrutan del terror porque les permite explorar situaciones peligrosas en absoluta seguridad. Lamentablemente esta regla no aplica para Maureen, quien es acuchillada brutalmente por el mismísimo Ghostface durante la proyección de la película Stab. Para incrementar todavía más nuestro pavor, las audiencias que le rodean no hacen absolutamente nada al pensar que se trata de un simple espectáculo durante la función.

9. La calidad de Meryl Streep (Música del corazón, 1999)

Meryl

Quizá Wes Craven fuera uno de los grandes directores de terror de los últimos años, pero incluso él tenía su lado nostálgico. La mejor prueba de ello fue Música del corazón, cinta que explora la impresionante historia de la violinista Roberta Guaspari. ¿Cómo le fue en este experimento? Basta decir que el proyecto obtuvo dos nominaciones al Premio de la Academia, una de ellas para la siempre fascinante Meryl Streep.

8. La muerte de Dennis Alan (La serpiente y el arcoiris, 1988)

Serpent

Pocas cosas tan aterradoras como ser enterrado vivo. Bajo esta premisa, Wes Craven explora la historia de Dennis Alan, botánico que viaja a Haití para investigar la fórmula empleada en la creación de zombies vudú. Lamentablemente para nuestro protagonista, la misión terminará por convertirle en un muerto viviente más de esta temible práctica.

7. El sótano (La gente detrás de las paredes, 1991)

People-Stairs

Luego de ingresar en el hogar de sus caseros, el inocente Fool termina en un sótano plagado de horrores: obscuridad absoluta, el cadáver de su amigo Spencer yace en piso y finalmente es atacado por un grupo de niños caníbales capturados en el interior de la habitación. ¿Escuchan sonidos extraños en su casa? Crucen los dedos para que sólo sea un ratón…

6. Las reglas de supervivencia (Scream, 1996)

Scream-Rules

A lo largo de su filmografía, Wes Craven nos deleitó con infinidad de muertes violentas. Sin embargo el realizador también nos reveló los secretos de la supervivencia en el cine de terror: 1) nunca sobrevivirás si tienes sexo. 2) Si bebes o usas drogas. 3) Si dices “Ahora regreso”, “¿Hola?” y “¿Quién anda ahi?”. Los retamos a decirnos: ¿cuántos de ustedes llegarían con vida a la secuela?

5. El heroísmo de Beast (The Hills Have Eyes, 1977)

Beast

Pocos filmes tan perturbadores como The Hills Have Eyes, en donde las vacaciones de los Carter se ven interrumpidas por un auto descompuesto y –peor aún– la presencia de feroces caníbales. Tras varias horas de muerte y terror, uno de los villanos más brutales de la historia es ferozmente aniquilado por el perro Beast, quien recurre a su lado más salvaje para garantizar la supervivencia de su familia. Nota mental: siempre llevar un perro en los viajes por carretera…

4. La venganza de los Collingwood (The Last House on the Left, 1972)

last-house-left-1972-large-msg-131976032746

¿Qué haría un padre de familia al descubrir que su hija ha sido asesinada? Para Wes Craven la respuesta es sencilla: cobrar venganza. En una de las secuencias más brutales en la historia del celuloide, el realizador nos muestra la manera en que los Collingwood arremeten contra aquellos que se atrevieron a lastimar a los suyos.

3. La pesadilla de Tina (Pesadilla en la calle del infierno, 1984)

freddy-arms

Freddy Krueger no sólo es considerado el personaje más memorable en la filmografía de Wes Craven, sino uno de los más temidos slashers en la historia del celuloide. Después de todo, ¿qué otro asesino puede exterminar a sus víctimas en sus propios sueños? La primera aparición del personaje ocurrió en la mente de Tina, quien experimentó la sangrienta pesadilla que terminaría con su vida ante la mirada atónita de sus amigos. Todavía nos estremecemos con los longevos brazos de Freddy en el callejón y con el vuelo de la joven mientras era desgarrada.

2. La muerte de Casey (Scream, 1996)

Scream-Casey

Pensábamos que el slasher había terminado desde hace tiempo, pero Wes Craven nos demostró lo contrario con Scream. El filme arrancó de manera contundente, con la una brutal secuencia que mostró a la joven Casey asesinada por el temible Ghostface. Quizá nuestra sorpresa habría sido menor con otra actriz, ¡¿pues qué clase de película se atrevería a matar a la inocente Drew Barrymore a los cinco minutos?! Sólo una dirigida por un maestro del terror…

1. La bañera (Pesadilla en la calle del infierno, 1984)

Bathtub

¿Le temen a las regaderas desde Psicosis? Wes Craven aumentó nuestro miedo al baño con Pesadilla en la calle del infierno, con una joven Nancy dormitando en la tina al tiempo que la feroz garra de Freddy emerge para sujetar a su víctima hasta las profundidades de sus pesadillas. Para muchos, la secuencia más escalofriante de toda la franquicia.

Descansa en paz, Wes Craven. Siempre te recordaremos…

Pero esperamos que tus personajes nunca aparezcan en nuestros sueños.

 

Fuente: http://www.cinepremiere.com.mx/

Por Luis Miguel Cruz

 

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados