Luis Estrada, el cineasta ‘incómodo’ de México

luis_estrada

Luis Estrada inició sus carrera en 1981 con el cortometraje “Recuerdo de Xochimilco”, pero la cinta que lo colocó en la mirada de fans y detractores fue “La ley de Herodes”,  la cual hizo levantar la ceja de más de una persona.  El amor por el celuloide le viene de familia; es hijo del también director de cine José “El Perro” Estrada.Corrupción, nepotismo, negligencia, indiferencia, fascismo, pobreza, demagogia, violencia, son sólo algunos de los temas que predominan en la filmografía de Estrada, tal y como se puede ver en la ya mencionada “Ley de Herodes” y los filmes: “Un mundo maravilloso”, “El Infierno” y ahora en “La dictadura perfecta”.Al igual que la dupla Leonardo DiCaprio- Martin Scorsese, Estrada gusta de tener como actor fetiche al mexicano Damián Alcázar, quien ya ha obtenido el reconocimiento de la crítica por su trabajo en estas cintas; ganó el Ariel al mejor actor por los filmes “La ley de Herodes” ( 2000) y “El Infierno” (2011). El peso de la  figura de Alcázar en el cine mexicano contemporáneo es enorme. Es imposible no asociar al actor en una trama donde haya corrupción o crítica.Así como en la actuación tiene a su actor de cabecera, Luis Estrada también ha hecho mancuerna con el guionista Jaime Sampietro quien escribió los guiones de: “Bandidos”, “La ley de Herodes”, “El infierno” y ahora de “La dictadura perfecta”.

Cuando Luis Estrada habla de su nuevo filme lo describe como una cinta de ciencia ficción política. La cinta que se estrena el 16 de octubre en las salas de México es un ciclo de la llamada “trilogía” que comenzó  con “La ley de Herodes”, “El Infierno” y  “Un mundo maravilloso”, y corresponde a una preocupación histórica que el cineasta siente por averiguar cuál es el futuro que se le vislumbra a las nuevas generaciones mexicanas.

Sigue leyendo en el  informador.com

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados