Muere a los 95 años Maureen O’Hara, la última dama de la época dorada de Hollywood

adios-a-maureen-o-hara-reina-del-technicolor-y-odalisca-pelirroja-de-ford


.Su papel más recordado fue el de Mary Kate Danaher en ‘El Hombre Tranquilo’, de John Ford, donde compartía cartel con John Wayne.

.’¡Qué verde era mi valle!’, ‘Simbad el Marino’ o ‘La Isla de los Corsarios’, otros de los títulos en los que participó.


La mítica actriz Maureen O’Hara ha muerto a los 95 años de edad. Así lo ha confirmado su familia en un comunicado. Perteneciente a la época dorada de Hollywood, se hizo popular por títulos como ¡Qué verde era mi valle!, Simbad el marino o El hombre tranquilo. Este año, la veterana intérprete fue reconocida con un Oscar honorífico por toda su carrera.

El comunicado de la reconocida intérprete, que ha publicado The Irish Times, dice: “Con nuestro corazón lleno de dolor os compartimos la noticia de que Maureen O’Hara ha fallecido mientras dormía por causas naturales“.

Famosa por su llameante cabello pelirrojo, fue Charles Laughton junto con Eric Pommer quienes lograron convencer a O’Hara para iniciarse como actriz con un contrato de siete años con Mayflower Pictures. Tras estar en dos producciones bajo el nombre de Maureen FitzSimons, su primera película fue La posada de Jamaica, dirigida por el celebrado Alfred Hitchcock.

AMIGA DE JOHN WAYNE Y JOHN FORD

 

En 1939 se convertiría en la gitana Esmeralda de Víctor Hugo en Esmeralda la zíngara que fue su trampolín hacia el estrellato. Ese mismo año conocería a John Wayne, con el que tendría una gran amistad que duró toda su vida.

En 1941 John Ford la elige para estar en ¡Qué verde era mi valle!, película que obtuvo cinco premios Oscar. Pese a todos los reconocimientos, la interpretación de O’Hara no logró convencer a los académicos de Hollywood, que nunca la nominarían a los Oscar. Pese a ello, en 2015 consiguió un premio honorífico por toda su carrera.

Reconocida por sus intervenciones en El cisne negro, Simbad el marino o La isla de los corsarios, fue una de las actrices habituales de John Ford, que también fue uno de sus grandes amistades en Hollywood. Con él estaría en Río Grande y El hombre tranquilo, por el que sería recordada para siempre en la historia del cine. Sus últimas apariciones en la gran pantalla fueron en 1991 con Yo, tú y mamá y en la televisión en 2000 con el telefilme El último baile.

Fuente: http://www.20minutos.es

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados