¿Qué consecuencias tendrá la reforma fiscal del cine?

120e9dd_montoro.JPGNi una catástrofe, ni una mejoría: calmados ya los ánimos, parece que las exenciones fiscales de Montoro dejarán a nuestra industria exactamente donde está ahora.

Parece mentira el revuelo que puede organizar un cambio en un porcentaje. Y un cambio de tan sólo dos puntos, además: el lunes, el Gobierno publicó el anteproyecto de la nueva Ley sobre el Impuesto de Sociedades, según el cual las exenciones fiscales al cine pasarían del 18% al 20% sobre el primer millón invertido, con un tope de tres millones de euros. Una reforma que viene a poner punto final a una pugna muy larga (tras muchos dimes y diretes, las desgravaciones del 18% habían sido prorrogadas en 2011), estabilizando hasta cierto punto el marco fiscal de nuestra industria… Y que sin embargo ha sido criticadísima por una industria que esperaba incentivos de hasta el 30 o el 40 por ciento: “Demoledor, matador”, lo calificaba en El País la productora Emma Lustres (Celda 211), mientras que Enrique López Lavigne repasaba punto por punto las carencias de la nueva norma en un artículo demoledor publicado en El Mundo. Y, en Twitter, J. A. Bayona ponía la guinda del pastel: “Ya puedo olvidarme de rodar Guerra Mundial Z 2 en España”, comentaba el cineasta. Y remachaba: “Debe tratarse de un error”. Sigue leyendo en cinemania.es

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados