Un repaso a la increíble carrera de Christopher Lee

Puede sonar a frase común pero en este caso no lo es: pocas carreras como la de Christopher Lee, pocas con tantas facetas, etapas y demostraciones de su gran talento. Hoy lo recordamos porque no hay otra forma de despedirlo tras su muerte más que repasando su legado.

Temprano el día de hoy se dio a conocer que el Lee, de 93 años, había fallecido el pasado 7 de junio a causa de problemas respiratorios que lo habían aquejado las últimas semanas y por lo que se encontraba hospitalizado. Su esposa, Birgit Kroencke, dio a conocer a medios británicos que informó esta situación hasta ahora para permitir a familiares y amigos despedirlo de forma privada.

Christopher Lee tuvo muchos momentos en su carrera pero uno a destacar es su participación -y que seguro todos recordamos- en The Lord of the Ringscomo el genial Saruman. Claro, también por su participación como Conde Dooku en otra famosa y querida franquicia, Star Wars.

De película

Le “robé” este subtitulo el post publicado aquí en Hipertextual con el motivo del cumpleaños 91 de Sir Christopher Lee. Y es que en verdad este veterano tuvo una familia y una infancia de película. El 27 de mayo de 1922 nació en Belgravia, un distrito del centro de Londres, dentro de una familia peculiar, hijo de la condesa Estelle Mari Carandini di Sarzano y del coronel Geoffrey Trollope Lee, de la Guardia Real Británica. No solo eso, su familia aristócrata le venía por varias generaciones atrás, su abuela materna Marie Carandini fue una reconocida soprano, además que la familia de los Carandini es una de las más antiguas en Europa y cuna de muchos personajes históricos.

Creció en Suiza debido a la separación de sus padres cuando aún era muy pequeño. El nuevo esposo de su madre, Harcourt “Ingle” Rose, lo emparentó, una vez más, con otro gran personaje Ian Fleming, creador de James Bond, quien fuera sobrino de su padrastro.

Su formación académica la realizó en Wellington College en Estudios Clásicos. En sus viajes posteriores al colegio, según cuenta en su biografía, estuvo presente en la ejecución pública de Eugen Weidmann en 1939, quien fuera el último hombre ejecutado de esta forma en Francia. Al estallar laSegunda Guerra Mundial sirve a su país durante la misma, entrenado como piloto pero dio servicio de inteligencia y operaciones especiales. Sus cargos fueron tales que incluso hoy en día algunas de sus misiones aún son clasificadas.

Su carrera temprana

Motivado por uno de sus tíos, Nicolò Carandini, quien fuera embajador de Italia en Reino Unido, inició su carrera como actor en obras de teatro, óperas y radio, en donde su característica voz grave le abría las puertas constantemente. Fue en 1948 cuando debutó en el cine en ‘Corridor of Mirrors’ de Terence Young. Varios años y muchos papeles pequeños le tomarían para llegar aHammer Productions, estudio prolífico y que lo catapultaría a la fama.

Su primera cinta ahí fue ‘The Curse of Frankenstein’, le seguirían ‘The Mommy’, ‘The Hound of the Baskevilles’, ‘The Gorgon’ y ‘Dracula’, todas estas bajo la dirección de de Terence Fisher. Esta última llevaría a Christopher Lee a la fama.

Drácula (1958)

‘The Mummy (1959)’

The Wicker Man (1973)

Ícono del cine de horror

Durante la época de oro del cine de terror, Christopher Lee se hizo de un lugar y una fama que lo hacen memorable, tanto, que años más tarde le costaría quitarse de encima el encacillamiento y, como sabemos, volvería con un tremendo segundo aire con su participación en las películas de ‘The Lord of the Rings’. Ahora bien, Lee también participó en una franquicia archi famosa: James Bond como el villano Francisco Scaramanga, el de la pistola de oro.

The Two Faces of Dr. Jekyll

La voz de Saruman

En su trayectoria se pueden leer varias peculiaridades en su vida artística. Entre ellas que él conoció en su infancia al príncipe Félix Yusúpov, quien fuera de los personajes que asesinaron a Rasputín en 1916, luego en 1966 Lee daría vida aGrigori Rasputin en la cinta de Don Sharp. Otra es que participó en ‘Sherlock Holmes und das Halsband des Todes’ de 1962 como Sherlock Holmes y en ‘The Private Life of Sherlock Holmes’ en 1970 como Mycroft, así que es el único que ha dado vida a héroe y villano de las novelas de sir Arthur Conan Doyle.

Luego de unos encasillados años 80’s se le vio participar incluso aquí:

Más tarde volvió poco a poco con otros papeles como Mohammed Ali Jinnah en la cinta ‘Jinnah’ en 1998 y en ‘Sleepy Hollow’, ‘Charlie and the Chocolate Factory’ de Tim Burton. Pero fue en ‘The Lord of the Rings’ de Peter Jacksonen el que regresaría en grande al cine con su papel de Saruman. Aquí también se encuentra una de los detalles geniales de Lee, puesto que él conoció en vida al gran J.R.R. Tolkien.

Luego lo veríamos en el papel de Conde Dooku en la segunda trilogía de Star Wars. Su carrera tomaría, como decíamos un segundo aire, daría voz a videojuegos y daría paso a una de sus facetas más badass de todas -y con 84 años- con su música metalera que “siempre trajo en sus venas”, según decía:

Así pues, no es de extrañar que su partida sea recordada, sus innumerables participaciones en la pantalla grande y chica, su voz profunda y su presencia que no disminuía un ápice con su edad. Hasta siempre Christopher Lee.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados